EL ALCALDE DE BAREYO, JOSé DE LA HOZ, REFLEXIONA SOBRE LA PéRDIDA DE POBLACIóN DEL MUNICIPIO

"Va a suponer unos 30.000 euros al año para el ayuntamiento, pero no va a hacernos un agujero"


11 de Marzo de 2019 - 08:31
Imagen del articulo

El alcalde de Bareyo, José de la Hoz (PRC), ha mostrado su preocupación por la pérdida de población del municipio, en una entrevista publicada la semana pasada por El Diario Montañés.

Ajo, Bareyo y Güemes están viviendo una leve crisis demográfica, que han situado al conjunto del municipio, de nuevo, por debajo de los 2.000 habitantes.

En concreto, la última información publicada por el INE indica que en los últimos años se han perdido 39 vecinos y vecinas, pasando de 2.011 a 1.972 habitantes.

Son dos las causas principales de esta regresión. Por un lado, un crecimiento natural negativo. Esto es, mueren más vecinos de los que nacen. Por ejemplo, en 2016 se dieron 14 nacimientos y 22 fallecimientos y, en 2017, 13 nacimientos frente a 23 fallecimientos.

Por otro lado, la emigración de vecinos tanto a otros lugares de Cantabria o de España, como al extranjero. En ese sentido, 38 vecinos y vecinas se encuentran registrados en el censo de residentes en el extranjero, frente a los 26 de hace cinco años.

Asimismo, como el propio alcalde destaca "perdimos población al marcharse familias empleadas en la recolección del arándano. Aquí hemos tenido a varias familias rumanas empleadas en la recolección del arándano en Güemes que, al acabar, se han marchado".

Esta pérdida de población también va a afectar a las arcas municipales, en una doble vertiente. Y es que, la regresión en el número de habitantes supondrá una obvia reducción de los ingresos municipales por impuestos directos y tasas, pero también una disminución de las transferencias procedentes de la administración autonómica y central.

En cualquier caso, De la Hoz resta importancia a este hecho, en base a la buena situación y a la solidez de las cuentas municipales. "Es probable que contemos con entre 20.000 y 30.000 euros menos al año", afirma el regidor. Sin embargo, "el ayuntamiento está bien, saneado, no debe nada, así que el dinero que dejemos de ingresar por esa pérdida de población no va a hacernos un agujero".

El alcalde también opina sobre otra de las consecuencias de haber bajado de los 2.000 habitantes: el consistorio contará con dos concejales menos durante la próxima legislatura, 2019-2023. Para De la Hoz es la menor de las consecuencias de este problema, ya que "no va a suponer ningún problema en la operatividad del consistorio".

Y es que, el pleno municipal ya contó durante varias legislaturas solamento con 9 concejales y el aumento a 11 durante las dos últimas legislaturas no ha supuesto ningún valor añadido para la política municipal.

Saber más sobre este tema

Si te ha resultado interesante, conoce todo sobre el Tema:

Bareyo

Informar sobre el tema

Si deseas escribir algo más sobre este tema, pulsa el siguiente botón

Escribir sobre esto
  0 comentarios

Este artículo no tiene comentarios

Utilizamos cookies propias para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web.
Al pulsar el botón "ACEPTAR" consiente dichas cookies. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, pulsando en Más información.
ACEPTAR | Más información