EL OSEZNO HERIDO DE LIEBANA, LO FUE POR UN DISPARO EN UNA BATIDA DE JABALI

Segón la denuncoa presentada ante la Fiscalia por Ecologistas en Acción Cantabria


12 de Enero de 2018 - 11:04
Imagen del articulo

Ecologistas en Acción Cantabria ha presentado una denuncia ante la Fiscalía de Medio Ambiente por el disparo realizado a un osezno en una acción de caza en la falda sur de la Sierra de Peñasagra, durante el mes de Noviembre de 2017.

"Hemos solicitado que se lleven a cabo las comprobaciones e investigaciones necesarias, de tal manera que se depuren responsabilidades con respecto a la persona o personas responsables de dejar malherida a una cría de esta especie protegida, incluida en el catálogo regional de especies amenazadas de Cantabria, en la categoría de En Peligro de Extinción, incluyendo la ocultación de pruebas.

Los hechos ocurrieron el pasado día 8 de noviembre de 2017, cuando al parecer, en una batida ordinaria de jabalí, se dejó herido, al menos, a un osezno de aproximadamente 1 año de edad, pero no se comunicó ninguna incidencia, por lo que, presuntamente varios cazadores, conocedores de lo que había ocurrido, ocultaron los hechos a los agentes medioambientales encargados de la supervisión de la cacería.

Desde que ocurrieron los hechos, este osezno herido en la pata delantera izquierda ha podido ser observado en varias ocasiones por un buen número de vecinos del municipio y Técnicos Auxiliares del Medio Natural (TAMNs).

Desde la Dirección General del Medio Natural, mediante varios TAMNs, en colaboración con agentes medioambientales trasladados desde Asturias, y con materiales técnicos aportados por esta comunidad autónoma, se puso en marcha un dispositivo para intentar capturar al osezno, sin conseguir el objetivo de capturarlo en vida. Dicho operativo duró poco tiempo y fue paralizado por falta de personal durante la mayor parte del mes de diciembre, y hasta la actualidad.

Desde entonces este osezno herido se halla deambulando por el entorno de alguno de los pueblos altos de este municipio, y no se ha vuelto a organizar dispositivo alguno para intentar capturar, curar al animal y procurar su supervivencia.

Durante la primera semana de enero ha aparecido, a través de las redes sociales y varios medios de comunicación, un vídeo, al parecer grabado por vecinos del pueblo de Cambarco (Cabezón de Liébana), en el que se observa cómo dicho oso es perseguido y acosado por varias personas para conseguir grabarle, sufriendo el animal un estrés innecesario.

Actualmente el animal se encuentra en un estado de salud muy precario, probablemente debido a su grave cojera, y a las dificultades que estará encontrando para procurarse alimento.

Por otro lado, un osezno de esta edad debería haber estado en compañía de su madre aquel día, por lo que cabe preguntarse si dicha osa adulta, a su vez pudo haber sido abatida durante la misma batida de caza, o por el contrario el osezno ya se encontraba solo ese día.

Aún quedan muchas cuestiones por esclarecer en torno a este grave asunto, y preocupados por la falta de acción de las autoridades competentes, en concreto por parte de la dirección de la Reserva de Caza Saja, de la Sección de Especies Protegidas, y de la Dirección General de Medio Natural, hemos decidido presentar esta denuncia ante la Fiscalía."

 

Saber más sobre este tema

Si te ha resultado interesante, conoce todo sobre el Tema:

Oso pardo

Informar sobre el tema

Si deseas escribir algo más sobre este tema, pulsa el siguiente botón

Escribir sobre esto
  0 comentarios

Este artículo no tiene comentarios

Utilizamos cookies propias para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web.
Al pulsar el botón "ACEPTAR" consiente dichas cookies. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, pulsando en Más información.
ACEPTAR | Más información