ENSEñA SUS POSADERAS PARA SOLIDARIZARSE CON SUS COMPAñERAS ENVUELTAS EN LA POLéMICA POR EL UNIFORME

La escultural figura de varias socorristas en Gijón enciende las redes sociales por los comentarios machistas al respecto


10 de Agosto de 2017 - 23:46

Resulta complicado no haberse topado con sus imágenes a día de hoy. Bien sea a través de las redes sociales o vía Whatsapp, la fotografía de las socorristas en la playa de Gijón ha llegado a nuestros dispositivos móviles.

Por primera vez en un verano aciago en cuanto al número de ahogamientos, la instantánea no tiene nada que ver con este drama veraniego, sino con la polémica que ha despertado un chiste a cuenta del escultural cuerpo que presentan algunas de las socorristas.

En algunos de los montajes aparecen las mujeres de espaldas, luciendo unas bonitas posaderas, acentuadas por la forma del uniforme de trabajo. La imagen viene acompañada por textos que, variantes al margen, vienen a decir lo mismo: “Alarma en Gijón, 10 personas ahogadas en lo que va de mañana, alguno hasta 2 y 3 veces”.

Estos tuits corrieron como la pólvora a través de internet y se ha armado un lio considerable al respecto.

 

Extremismos por ambos lados

Por un lado están los comentarios zafios y machistas de aquellos hombres que no conocen la palabra respeto. Por otro, la desmesurada irritabilidad de algunas mujeres que abanderan un feminismo mal entendido.

En líneas generales, ambos grupos representan una minoría dentro de la viralización de la imagen, pero han generado mucho ruido alrededor.

 

Polémica solución

Al parecer, la Jefatura de Salvamento del Ayuntamiento ha tratado de mediar en el problema. Según informan diferentes medios de comunicación, la solución pasaría por la recomendación de utilizar un pantalón corto, en lugar de mostrar únicamente el bañador.

Lejos de sofocar el incendio, esta sugerencia ha resultado material inflamable para las redes sociales.

De ser cierta esta medida, pretende tapar el sol poniendo el dedo delante, dado que el problema no radica en el uniforme de trabajo, sino en la falta de educación que demuestran quienes fueron demasiado lejos con un chiste.

 

El caso del fornido legionario

No se trata de desencadenar una guerra de sexos, pero resulta un agravio comparativo la normalidad con la que se viralizan imágenes de atractivos policías, bomberos o militares en las redes sociales, acompañadas de mensajes similares.

Sin ir más lejos, recientemente tuvieron sus quince minutos de gloria los fornidos miembros de la legión española. Estos lucían músculos, enfundados en su característico uniforme, durante un desfile de las fuerzas armadas.

 

No nos rasgemos las vestiduras

Evidentemente, no se trata de equilibrar el baremo tomando como referencia a quienes demuestran tener la piel demasiado fina con el asunto.

Tampoco estaría de más pedir un mínimo de corrección a quienes se escudan en el anonimato de Twitter.

Y por qué no decirlo, también resulta pertinente poner el foco de responsabilidad en aquellos que toman fotografías en lugares públicos y a continuación las difunden sin permiso a través de internet.

En definitiva, se trata de tomarnos la vida con algo más de humor, tal y como ha hecho un socorrista de Gijón con sus compañeras. El hombre ha difundido una imagen suya con el pantalón remangado, dejando sus posaderas al aire de forma reivindicativa.

Sin duda, una original manera de solidarizarse con un gremio que realiza un fenomenal trabajo, habitualmente no reconocido en su justa medida.

Saber más sobre este tema

Si te ha resultado interesante, conoce todo sobre el Tema:

Polémica en Twitter

Informar sobre el tema

Si deseas escribir algo más sobre este tema, pulsa el siguiente botón

Escribir sobre esto
  0 comentarios

Este artículo no tiene comentarios

Utilizamos cookies propias para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web.
Al pulsar el botón "ACEPTAR" consiente dichas cookies. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, pulsando en Más información.
ACEPTAR | Más información