UN 44% DE LOS SALARIOS DE CANTABRIA DECLARADOS EN HACIENDA EN 2016 FUERON INFERIORES A LOS 1.000 EUR

UGT desarrolla en Cantabria su campaña nacional “Ponte a 1.000” para exigir salarios mínimos de 1000 € mensuales en los convenios y en el SMI


06 de Diciembre de 2017 - 13:07
Imagen del articulo

Un 44% de las rentas salariales de Cantabria registradas en el último ejercicio fiscal de 2016 en la Declaración Anual de Retenciones e Ingresos a Cuenta sobre Rendimientos del Trabajo, en concreto 103.226 de un total de 233.420 declarantes, fueron inferiores a los 1.000 euros mensuales o a los 983 euros correspondientes al 1,5 del Salario Mínimo Interprofesional (SMI) del año pasado (655,2 euros mensuales), según un informe elaborado por UGT que recopila estadísticas oficiales de la Agencia Tributaria de España (AEAT).

UGT, que viene desarrollando por todo el país la campaña “Ponte a 1.000” para reivindicar un salario mínimo de un millar de euros mensuales en los convenios colectivos y en el SMI para el final de la presente legislatura política, subraya que el mencionado porcentaje de salarios declarados en Cantabria por debajo del millar de euros mensuales es el mayor registrado hasta ahora en la región por la AEAT desde que en 2006 comenzó a difundir estas estadísticas por tramos de cuantía.

La Agencia Tributaria, que distribuye las cuantías salariales declaradas por su equivalencia a tramos del SMI desde el 0,5 a más de 10 veces éste, precisa que un 36,3% de las declaraciones de rendimientos del trabajo de los varones cántabros fueron inferiores a los 1.000 euros mensuales (45.604 de un total de 125.588), porcentaje que se incrementa a un 53,4% de las mujeres (57.622 de un total de 107.832); en ambos casos, los mayores porcentajes contabilizados hasta ahora.

Esta misma fuente estadística confirma que en 2016 la retribución media en Cantabria fue de 18.905 euros anuales o 1.575 mensuales, la más baja desde los 18.530 del año 2007 y también en ambos sexos, ya que los 1.785 euros mensuales registrados en los varones (21.421 anuales) y los 1.331 euros mensuales en las mujeres (15.974 anuales) son las cuantías más bajas de los últimos nueve años.

UGT precisa que esta retribución media registrada en Cantabria en la Hacienda pública en el ejercicio de 2016 corresponde a 173.224 asalariados que sólo declararon sus salarios, otros 38.266 que también percibieron durante el ejercicio alguna prestación por desempleo, 19.568 que además de su salario declararon alguna pensión y 2.362 que lo hicieron por los tres conceptos (salarios, prestación por desempleo y pensión).

Todos ellos declararon unas retribuciones por rendimientos del trabajo por un total de casi 4.413 millones de euros, 518 millones menos que en el ejercicio de 2008, año que toma como referencia el sindicato en su informe por coincidir con el inicio de la crisis económica en la región.

20.000 asalariados menos pero 10.000 mileuristas más

El informe de UGT precisa que, desde el año 2008 a 2016, Cantabria registra 20.065 asalariados declarantes menos (-7,9%) según la AEAT, aunque aquellos con sueldos inferiores al millar de euros mensuales se incrementan en más de un 11%, con 10.808 más (había 92.418 y el año pasado 103.226), lo que ha provocado que su porcentaje sobre el total haya pasado de un 36% hace nueve años al 44,2% mencionado de 2016.

Por el contrario, todos los demás tramos de cuantía salarial por encima del millar de euros mensuales (más del 1,5 del SMI) disminuyen en Cantabria desde 2008 más de un 19% con 30.873 declarantes menos (de 161.067 a 130.194).

Esta misma tendencia se observa en el conjunto de España según la AEAT, que no incluye las estadísticas de País Vasco y Navarra por disponer estas autonomías de sus propias agencias tributarias, donde un 47% de las rentas salariales declaradas en 2016 fueron inferiores a los 1.000 euros mensuales, en concreto 8.417.764, un 7,4% ó 563.311  más que las 7.854.453 de 2008, pese a que se contabilizan 1.400.000 asalariados menos que entonces.

Como precisa el secretario general de UGT en Cantabria, Mariano Carmona, “las estadísticas de la Agencia Tributaria son de por sí suficientemente claras para explicar cómo han evolucionado la cantidad y la calidad del empleo y sus correspondientes retribuciones o, lo que es lo mismo, ese más precariedad y menos sueldo que nos acompaña desde hace tiempo, sobre todo desde la última reforma laboral de 2012”.

“Tal y como evoluciona la economía en la actualidad, no es admisible que crezca el Producto Interior Bruto (PIB) como lo está haciendo desde 2014 en España y en Cantabria, que aumenten también los beneficios y excedentes empresariales y que, sin embargo, el salario medio siga estancado o incluso por debajo de años anteriores”, agrega el responsable regional de UGT .

Para Carmona, “es de justicia social que se establezca un mínimo salarial de 1.000 euros mensuales tanto en los convenios colectivos como en el Salario Mínimo Interprofesional para el año 2019, y más, si se tiene en cuenta el incremento de los precios”.

Salarios con un 9% menos de poder adquisitivo

UGT recalca que las estadísticas sobre las retribuciones medias anuales de los asalariados cántabros recopiladas por la AEAT reafirman una pérdida de poder adquisitivo de los salarios en Cantabria de un 9,2% desde 2008 si se compara con la evolución del Índice de Precios al Consumo (IPC).

Así, entre el año 2008 y 2016, los salarios medios declarados en Hacienda han aumentado en Cantabria un 2,02% (de 18.530 a 18.905 euros anuales) mientras que el IPC acumulado en el mismo período lo ha hecho por encima del 11%, en concreto un 11,2%.

En España, sin contar con País Vasco y Navarra, los salarios medios se incrementaron en el mismo período mencionado un 4,2% (de 18.084 a 18.840 euros anuales), un 7% menos que los precios al consumo.

UGT precisa que en los tres últimos años de crecimiento económico desde 2014 el Producto Interior Bruto (PIB) se ha incrementado en Cantabria un 6,6% y en España un 8,1%, mientras que los salarios medios registrados por la Agencia Tributaria en este último trienio han disminuido un 0,2% en la región y apenas han repuntado un 1,8% en el conjunto del país.

“Es evidente que el crecimiento económico no está llegando a la gran mayoría de los ciudadanos, los trabajadores”, puntualiza el secretario general de UGT en Cantabria, para quien “está más que justificada” una campaña como la emprendida por el sindicato para fijar un mínimo salarial de 1.000 euros mensuales “para evitar una mayor sangría del poder adquisitivo y la capacidad de consumo de los españoles”.

Saber más sobre este tema

Si te ha resultado interesante, conoce todo sobre el Tema:

Salario Mínimo

Informar sobre el tema

Si deseas escribir algo más sobre este tema, pulsa el siguiente botón

Escribir sobre esto
  0 comentarios

Este artículo no tiene comentarios

Utilizamos cookies propias para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web.
Al pulsar el botón "ACEPTAR" consiente dichas cookies. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, pulsando en Más información.
ACEPTAR | Más información