SEIS EMPRESAS CáNTABRAS SE SITúAN ENTRE LAS 500 PYMES QUE LIDERAN EL CRECIMIENTO EN ESPAñA

Seis empresas cántabras se sitúan entre las 500 pymes que lideran el crecimiento en España


Imagen del articulo

Las pequeñas y medianas empresas (pymes) de Cantabria tienen peso en el desarrollo económico de España. Su contribución se recoge en un informe de Cepyme que describe las 500 pymes españolas líderes en crecimiento empresarial en 2019. Y entre ellas hay seis cántabras que sobresalen por su trayectoria, ampliación de negocio y esfuerzo exportador. Se trata de Conservas Arlequín, Cantabria Labs, Bella Aurora Labs, Industrias Cántabras de Torneado (ICT), BC DiiD y Ampuero Grupo Industrial 10.

Conservas Arlequín tiene su fábrica en Santoña donde se fundó en 1920 por Ángel Viadero, el abuelo de los actuales propietarios. Nació como conservera de anchoas en salazón y actualmente el negocio se ha ampliado al bonito del norte. Uno de sus pilares es la exportación que «va tomando protagonismo». Así, a partir de 2000 la firma familiar inicia una importante expansión a nivel comercial, ampliando su gama de productos y abriendo nuevos mercados.

Para su gerente, Enrique Valle, la inclusión en la lista de Cepyme «es para nosotros un orgullo y supone un incentivo para seguir trabajando en la línea progresiva de los últimos años». Valle destacó que el esfuerzo es de «todo el grupo que formamos la empresa ya que somos un equipo». La compañía mantiene sus líneas de actuación enfocadas a la «diversificación del producto y mercados». Actualmente el 80% de la producción tiene destino nacional y el otro 20% se vende al extranjero, fundamentalmente Italia, aunque las exportaciones alcanzan 20 países de Europa, Sudamérica y Estados Unidos. De cara a 2020 «con mucha cautela por la situación global», los responsables de la empresa se muestran «optimistas» afrontando los retos de la competencia con «productos de calidad». El grupo de productos del pescado cuenta con un centenar de empleados de los que 15 se ubican en Conservas Arlequín.

Otra de las empresas destacadas de la comunidad es Cantabria Labs, anteriormente Industrial Farmacéutica Cantabria (IFC). Se trata de una marca de referencia en prescripción dermatológica en Europa y líder en España, Italia y Portugal. Tiene presencia en más de 80 países, con filiales en China, Italia, Marruecos, México y Portugal. El proyecto estrella es la reciente puesta en marcha del centro productivo en La Concha de Villaescusa.

Susana Rodríguez, directora general de Cantabria Labs, destacó que «estamos muy contentos por el reconocimiento». A su juicio, «saber que estamos entre las seis empresas cántabras que lideran el crecimiento de España es todo un orgullo para la compañía y cada uno de los empleados que formamos parte de la familia de Cantabria Labs».

Además, destacó que este reconocimiento llega «cuando acabamos de poner en marcha las nuevas instalaciones de innovación y producción ecosostenible de La Concha». Un hecho que «nos hace sentirnos fuertes y aún más convencidos en la lucha por conseguir nuestro propósito: mejorar la salud y calidad de vida de las personas».

Respecto a las previsiones de crecimiento, la compañía contempla alcanzar los 200 millones de euros de facturación en 2019.

Exportación

También Bella Aurora Labs es una compañía especializada en el desarrollo y comercialización de productos de cosmética. El grupo, con marcas como Bella Aurora, Fixonia, Lullage, Mavala, Fing'rs, Goldwelly y John Frieda, tiene presencia en Rusia, China, Irán, Reino Unido, Italia, Mauritania, Angola, México, Colombia y Bolivia.

341 son las empresas cántabras que exportaron durante el pasado año 2018 de forma regular

En el campo de mecanizados, Industrias Cántabras de Torneado ICT es una empresa familiar fundada en 1994, orientada a la fabricación y montaje de componentes de automoción y electrodomésticos. Su actividad principal es el mecanizado de grandes y medianas series en tornos multihusillos, tornos de control numérico, rectificado, brochado y la realización de diferentes operaciones de fresado y taladrado. La compañía suministra sus productos a las firmas más importantes de componentes.

Para su gerente y consejero delegado, Eusebio González, «este reconocimiento, no buscado, supone para todo el equipo humano que forma ICT un aliciente y satisfacción que nos reafirma en nuestras decisiones y estrategia de empresa».

La firma, desde su ampliación de las instalaciones en 2016, ha realizado un crecimiento permanente año tras año pasando de los 13,3 millones de euros de facturación en 2015 a los 23 millones con los que cerrará 2019.

A pesar de la crisis que atraviesa actualmente el sector de automoción, con descensos del 10% en ventas, González prevé mantener números positivos de crecimiento de más de 8% para 2020 y 2021.

La base del crecimiento de ICT pasa por «la innovación en procesos, la incorporación del concepto industria 4.0 en nuestras actividades, el compromiso del equipo humano, nuestra calidad y una proyección internacional importante», que supone el 71% de las ventas.

BC DiiD se creó en 2010 y desde entonces se ha convertido en uno de los principales proveedores del mercado de la seguridad y CCTV, con capacidad comercial y logística para proveer de material a instaladores de sistemas de seguridad.

99% del tejido empresarial español está conformado por pequeñas y medianas empresas que crean empleo

Es la empresa líder en la península ibérica en distribución de productos de seguridad de los sectores de incendio, vídeo e intrusión. Su crecimiento ha sido progresivo en los últimos años, sin embargo, 2019 ha supuesto, según fuentes de la compañía, un punto de inflexión en el desarrollo de negocio con la fusión de BC y Diid.

Mantiene su sede central en Cantabria y da empleo a un centenar de personas en nueve delegaciones en España y Portugal. La compañía tiene previsto un crecimiento en su facturación superior al 30% con respecto a 2018. El proceso de internacionalización de BC Diid continuará en 2020 fuera de la península.

Para su CEO, Ignacio Barandiarán, la distinción de Cepyme viene a «reconocer el crecimiento sostenido de la compañía en los últimos años, algo que nos ha servido para ir registrando resultados récord año tras año fruto del trabajo tanto en España como en Portugal».

Destaca también entre las seis firmas cántabras reconocidas, Ampuero Grupo Industrial 10, con más de 35 años de experiencia en la fabricación de ventanas y cerramientos de PVC. Su gerente, Javier Garzón, indicó que la clave «ha sido siempre la inversión en medios productivos y capital humano», ya que «con este binomio la competitividad está asegurada». La puesta en marcha de la nueva maquinaria, que estará lista a finales de este año, permitirá una capacidad de producción de 1.500 ventanas al día, lo que supone duplicar la capacidad productiva. Con esta inversión, superior a los cinco millones de euros, «nos situamos entre las diez factorías más grandes de Europa y a la cabeza en lo referente a industria 4.0». La firma tiene ya acuerdos comerciales con Francia y Portugal.

La iniciativa anual de Cepyme identifica, selecciona y promociona al conjunto de las 500 empresas españolas que son líderes en crecimiento empresarial, tanto por sus resultados como por su capacidad para generar valor añadido, empleo, innovación y proyección internacional.

Cantabria cerró 2018 con un total de 341 empresas exportadoras de forma regular, según el Instituto de Comercio Exterior. Aunque la cifra de empresas cántabras que venden al exterior de forma habitual está muy lejos de las de autonomías vecinas como Asturias, con 565, o el País Vasco, con 5.080, ha habido un crecimiento en los últimos años.

Cepyme 500 es una iniciativa que cuenta con el patrocinio de Bolsas y Mercados Españoles (BME), ICO, Bankinter e Informa D&B. El anuario se edita por tercer año consecutivo y se presentará el próximo 29 de octubre en Madrid. Las empresas seleccionadas en esta edición se sumarán a las más de 800 acumuladas de todos los sectores y territorios.

Para el presidente de Cepyme, Gerardo Cuerva, el objetivo es contribuir a impulsar el crecimiento de las empresas españolas y que «cada vez haya más de estas empresas, de mayor tamaño y más competitivas. En definitiva, empresas con capacidad de crecer, generar riqueza y empleo, que es lo que nuestra economía necesita». Para la selección se han evaluado una serie de indicadores que miden el crecimiento, la solvencia y el potencial de innovación y de proyección internacional.

El tejido empresarial español está integrado en su 99% por pequeñas y medianas empresas.

Saber más sobre este tema

Si te ha resultado interesante, conoce todo sobre el Tema:

6 empresas cántabras entre las 500 lideran el crecimiento en España

Informar sobre el tema

Si deseas escribir algo más sobre este tema, pulsa el siguiente botón

Escribir sobre esto
  0 comentarios

Este artículo no tiene comentarios

Utilizamos cookies propias para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web.
Al pulsar el botón "ACEPTAR" consiente dichas cookies. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, pulsando en Más información.
ACEPTAR | Más información